Lo dejo todo para viajar sola a Tailandia

                                                            – El viaje en avión –

Llegué al aeropuerto con la hora justa, (por mucho que una empiece a preparar su mochila unos días antes, nunca estará lo suficientemente lista). Y es que los miedos y por si acasos no caben en una mochila de 8 kilos, NO CABEN, el primer paso es asumirlo.

De camino al aeropuerto intentaba recordar aquellas razones por las que decidí dejarlo todo para irme a Tailandia. Estoy tan nerviosa que no se me ocurre ninguna razón medianamente lógica. ¡En qué estaba yo pensando! ¿De verdad no me valía con unas vacaciones? ¡Dónde voy yo sola con lo miedica que soy!

Supongo que una vez dejado el trabajo y con el billete de avión comprado no me quedaba otra que seguir para adelante.

Así que respiré hondo, traté de no llorar cuando me despedí de mi familia y me dirigí al mostrador.

“Sin billete de vuelta no puede volar” me dijo la azafata. ¿Cómo? Pero si no sé cuándo querré volver. La cara que puse debió dar mucha pena porque finalmente me dejaron pasar… Así que tragué saliva y allá voy, con mi mochila a la espalda cojo mi primer vuelo de larga duración, casi 9 horas. Hoy, duermo en las nubes…

Pensé que el vuelo se me haría eterno. Pero no fue así, estuve entretenida, cuando no veía una película o dormía me daban de comer, como una reina vaya. El asiento no es que fuera muy espacioso pero es lo que tiene no ser millonaria y viajar en clase turista. Quizás algún día…

Primera parada: aeropuerto de Indira Gandhi en Delhi. Supongo que llegar a un aeropuerto que lleva tu nombre no puede ser más que signo de buena suerte.

Cómo llegué del aeropuerto Suvarnabhumi a Khao San Road en taxi

Y tras 4 horas más de vuelo llego por fin al aeropuerto internacional de Suvarnabhumi en Bangkok, y los nervios vuelven. Son las 19:20 y está totalmente oscuro. A ver ahora cómo llego yo al hostal. ¿Y si tengo algún problema en inmigración? ¡Arg!

Afortunadamente no me pusieron ninguna pega, les das el pasaporte y una tarjeta de llegada que rellenas previamente en el avión; ella lo mira, te sella y tú te vas rápido por si cambia de idea.

Y ahora a buscar transporte hasta el hostal. Había leído que la mayoría de los taxis intentan timar a los turistas. Y, la verdad, yendo sola y recién llegada no me apetecía tener que pelearme con nadie… Casualidad de la vida, la amiga (de una amiga) de mi hermana había llegado a Bangkok horas antes, ¡otra loca que también viaja sola! ¡Menos mal, no soy la única! Me habían pasado el contacto de Vanessa la noche anterior, se alojaba en mi mismo hostal. Por mensaje me dijo que el taxi público la cobró 475 bath (unos 12 euros).

Para llegar a los taxis públicos debía ir al piso de abajo, hacer una cola larguíiiiiisima, coger un número en una de las máquinas al final de la cola y rezar porque me tocara un taxista majo, o al menos, que hable inglés.

Y llegó mi taxi, el conductor no tenía ni papa de inglés, hasta el punto que me dio su móvil para que yo misma pusiera la dirección… Mal empezamos… Le pregunté que cuánto más o menos me costaría el trayecto, tras pensarlo unos segundos me dijo que serían 600 bath (15,5 euros). Le dije que mi amiga lo cogió anteriormente por 475 bath, él se rió y me dijo “Bye”. Y me quise morir, volver ahora a esa inmensa cola. NO PUEDE SER. El caso es que al final el hombre me dijo que subiera al taxi…

Me subí desconfiando totalmente de ese señor… Dentro del coche volvimos a discutir sobre el precio (el señor sabía hablar inglés cuando le interesaba). Le dije que pagaría 475 bath y no más. Él se reía. A mí, no me hacía ninguna gracia.

Una media hora después, el hombre aparca en frente de un callejón oscuro que daba bastante miedo para una primeriza en Tailandia. Yo no sabía si creerle, no entendía por qué no me dejaba en la misma puerta del hostal. Pero visto que no hablamos el mismo idioma tuve que bajar. Finalmente pago 550 bath (14 euros) ya que además de los 475 bath pagué, también los 2 peajes que había de camino.

Vamos, que como buena novata en Tailandia… Me timaron. Más tarde en el hotel nos enteramos que el trayecto cuesta 150 bath (3,8 euros).

Me dejó alucinada la particular forma que tiene esta gente de comportarse en la carretera. El tráfico en Bangkok es simplemente caos. Me da bastante miedo montarme en una moto, (¿he dicho ya que soy una miedica?) aún así sabía que en Tailandia me tocaría hacerlo en algún momento. Lo que es seguro es que no tendré el estilazo de esta chica. Tan estupenda ella entre la locura de tráfico que circula por medio de la ciudad.

Llegada al Hostal: At Home Guest House 

Qué alegría, efectivamente el Hostal se encontraba a pocos metros. En la misma recepción me encuentro con Vanessa. ¡Se acabó el peligro!

Es hora de ver la habitación. Las fotos que tenían puestas online no me convencían del todo, pero la impresión al ver mi habitación fue buena. Limpio y sin bichos (no como había leído en alguna mala reseña del Hostal).

Dejé mis cosas rápidamente, estaba deseando tomarme mi primera Chang con Vanessa, la cerveza típica de Tailandia. La sala común del hostal era muy acogedora y acompañadas de nuestras 2 cervezas, Vanessa y yo comenzamos a contarnos nuestras experiencias. ¡Empieza la aventura!

 

Captura de pantalla 2018-05-06 a las 22.42.05.png
Cómo llegar a At Home Guest House

Más tarde decidimos ir a la conocida calle Khao San Road que casualmente se encontraba al lado del Hostal. Y aquello fue maravilloso, fue como entrar en la primera escena de la película “La Playa” protagonizada por Leonardo Dicaprio, esa calle llena de luces, música, restaurantes, discotecas, gente dándose masajes en los pies, bailando… un ambientazo vamos. Una gran primera impresión de Tailandia.

khao san road.jpg

Para rematar la noche me tomé mi primer pad Thai por 50 bath (1,28 euros), bueno, bonito y delicioso.​

 

9 Comentarios

    1. Jajaja Qué grande eres mi Sergi! Yo te daba una mandarina por lo menos! Ganas tengo yo de verte regateando por aquí! Por cierto q yo regateo y ni caso me hacen. Todos me dicen que me peine. :p Mil besos. GROOOOOOOZEROOOO! Pardilla soy…xD

      Me gusta

  1. Yo vivo en Bangkok y el trayecto a tu hotel no costaba 150 baths, como te dijeron en el hotel, ni de coña. Te cobraron de más, pero no tanto. Ya sabrás que con decir que te pongan el taxímetro es suficiente, desde el aeropuerto lo suelen poner pero hay quien me ha dicho que no se lo han puesto. Disfruta tu estancia aquí!

    Me gusta

    1. Me cobraron ni más ni menos que 475 bath!!! Jaja Me timaron total verdad?? He intentado varias veces que pongan el taxímetro y me mandan a tomar viento… Lo pasé fatal pero ya me voy haciendo al lugar! Por cierto! Te conozco! No en persona, pero antes de llegar a Tailandia, estaba tan asustada que buscaba en grupos de “españoles en Tailandia” para conocer gente. Recuerdo que un par de veces posteaste para tomar algo en Bangkok y pensé, tengo que escribirle cuando llegue!! Al final conocí gente y no lo hice xD Encantada de que hayas dado con el blog, qué casualidad! Gracias por el consejo!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s