¿Merece la pena visitar Phi Phi Island y Maya Bay?

_MG_9402.JPG

Phi Phi Island fue sin duda la razón principal de haber elegido Tailandia como destino para mi primer viaje mochilero y en solitario. La película “La Playa” es una de mis películas favoritas. En el fondo aún pienso que hay algún lugar en el mundo en el que existe una playa secreta donde vive una comunidad secreta jugando al voley y bailando todo el día. (Aún busco ese lugar, si lo encuentro os comparto ubicación por whatsapp).

La estancia en Ao Nang Beach fue maravillosa pero llegó el momento… ¡Nos vamos a Phi Phi Island, qué emoción! Como siempre, buscamos el mejor precio para el transporte desde Ao Nang (en Krabi) a Phi Phi. Todos coincidían, 300 bath (7,7 euros) por cabeza y de ahí ninguno bajaba.

Nada más llegar a la isla, sólo puedes hacer una cosa, babeaaaar… Qué pasada de lugar. Bueno, babear y pagar, que nada más entrar te hacen pagar 20 bath (0,5 euros) así, por la cara. La excusa esta vez es preservar le medioambiente o algo así. Empezamos bien…

Habíamos reservado online en el Hotel Marine House, habitación compartida mixta por 10 euros, ya puede estar bien… Todos los alojamientos en Phi Phi son bastante caros (hablo para nosotros, mochileros pobres), de 7-9 euros no baja. Es lo que tiene ir al lugar más turístico de Tailandia.

Nada más llegar a la habitación del hotel nos olió a pis. Era un dormitorio con 6 camas, bastante pequeño y un sólo baño para todos dentro de la habitación, por supuesto sin ventilación, ni ventana, ni nada de nada… El horror de nuevo. ¿Cómo vamos a dormir con este olor?

Para quitarnos el mal sabor de boca fuimos a la playa de Ton Sai Beach. ¡Qué tremendamente bonita es! Un tailandés con  mucho desparpajo nos convenció para alquilar un kayak: que si qué bonita la puesta de sol en el mar, que si justamente era la hora perfecta para ir, que si nos lo dejaba a mitad de precio, que si había playa con monos al lado… Total, que nos convenció.

29594501_10155161788431577_1922882415766834727_n.jpg

Allá vamos, con toda la emoción, dirección Monkey Beach. Tardamos unos 15-20minutos. Nada más llegar, unos monos se subieron en nuestro kayak y robaron el agua de Xavi. Un turista se acercó todo heroico para ayudarnos y al pobre se le subió un mono encima. Y fue ahí, justo en ese momento, cuando decidí echarme unos pasos para atrás y no salir del agua hasta irnos de la isla (valiente como yo sola, lo sé). El mono, como si de un humano se tratara, supo abrir la botella y beberse el agua, yo no estaba en la película de “La playa”, ¡¡¡yo estaba en el mismísimo “Jumanji”!!!. Nos quedamos alucinados. Conseguimos coger las cámaras cubriéndonos las espaldas el uno al otro a los Misión Imposible.

_MG_9266_MG_8944_MG_8956

La playa es pequeña de arena muy blanca y el mar tiene un color azul precioso. Si no fuera porque me dan respeto los monos (llamémoslo así), sería una playa bastante chula.

La invasión de los monos no terminó ahí y estaba a punto de experimentar “el Planeta de los Simios” en primera persona. Una pobre niña de unos 7 años tuvo la genial idea de darles de comer. Cuando a la inofensiva criaturita (la niña digo) se le acabó la comida, los monos empezaron a perseguirla corriendo. Jamás olvidaré a la pobre niña corriendo a gritos mientras el mismísimo reparto del Planeta de los Simios la perseguía. Detrás de los monos corría la madre de la pequeña, también a gritos. Fue entre alucinante y divertido. Como una película. Xavi estaba muerto de la risa. Los monos se agarraron a las piernas de la niña y la tiraron al suelo. Nos faltaban las palomitas.

_MG_9043

_MG_9030

_MG_9026

_MG_9013.JPG

_MG_9019

_MG_9297.JPG

_MG_8991.JPG

Captura de pantalla 2018-04-25 a las 11.48.12
Mapa: Ton Sai Beach y Monkey Beach

Después de la aventura, cogimos el kayak y nos dirigimos al fondo del mar para ver la puesta de sol. Estábamos casi solos. Fue una tarde improvisada de lo más chachi.

Al día siguiente quisimos dejar aquel hostel maloliente, no lo recomiendo para nada. Y dimos en el clavo, nuestro nuevo hostel se llamaba P.P. Ban Thai Guesthouse, 600 bath (15,5 euros) por una habitación doble. Allí trabajaba Miss Lee, una mujer tan adorable como gritona a la que se le coge cariño en sólo tres días. La habitación amplia, las camas muy cómodas y entran a limpiar cada mañana.

Captura de pantalla 2018-04-25 a las 11.52.11.png
Cómo llegar a P.P. Ban Thai Guesthouse

Ver tiburones en Long Beach

Nos dijeron que podríamos ver tiburones en Long Beach así que ya teníamos plan para el día siguiente.

Decidimos ir andando y así conocer algo más de la isla. Bordeamos el mar, tienen una especie de camino por lo que es bastante cómodo llegar. A veces parábamos, nos dábamos un baño, y así podíamos continuar. Tardamos unos 40 minutos desde nuestro Hostel P.P. Banthai hasta Long Beach. Aunque hace calor el paseo da gusto hacerlo. Podéis ir comprando agua o helados por el camino. Cuando llegas a Long Beach encuentras bastante gente. Pero es que no eres el único que quiere ver tiburones querido. La playa es normal, ni fu ni fa. Hay muchos barcos a modo de taxi y tienes restaurantes donde comer. Unas fotos, un bañito, una comida de budget mochilero y una siesta después, nos armamos de valor y decidimos ir a ver a esos tiburones.

_MG_9070

_MG_9068.JPG

_MG_9100.JPG

_MG_9109

_MG_9156.JPG

_MG_9123.JPG

Captura de pantalla 2018-04-25 a las 12.01.33.png
Mapa: Ton Sai Beach y Shark Point en Long Beach

En el mar conocimos a Lindsay, una chica de 18 años que se unió a nuestra aventura. Nos alegramos mucho de encontrarnos a la risueña Lindsay por el camino ya que había mucho oleaje, y pasan muchos barcos de camino, hay que andarse con ojo, alguien debe quedarse en la superficie mientras los demás bucean. La expedición terminó de la siguiente manera: ¡¡todos vieron tiburones menos yo!! La experiencia fue igualmente emocionante.

Aquella noche fuimos a tomar una copa. 50 bath (1,2 euros) por un ron cola en un puesto callejero. No fue el mejor del mundo pero para quitarte el gusanillo vale. En Phi Phi hay fiestas en la playa todas las noches. Son una locura, espectáculos de fuego, música a todo volumen y mucha gente y buen rollo. Hacían juegos de saltar la cuerda, Xavi no dudó un momento y tengo que decir que fue de los mejores.

Tour a Maya Bay

Te cobran 800 bath (20 euros) por ir a Maya Bay, la playa de la película. 10 euros el barco y 10 euros si quieres bajarte del barco y poder verla. Al principio me negué, me parece ya que se pasan, no saben de dónde sacar dinero. ¿10 euros por entrar a una playa? Me negué. Hasta que hablé con Blasina, (ah sí, Blasina es mi madre, la llamo así de broma y cariñosamente, es como la llaman mis abuelos y me hace gracia, sin más) me dijo que cómo me había recorrido tantos kilómetros para ver la Playa de Leonardo DiCaprio y luego no verla, que los 20 euros me los daba ella pero que me obligaba a ir. Y cualquiera le lleva la contraria a Blasina… Así que fui. Y la verdad que lo pasamos taaaan bien.

Cogimos un tour que consistía en lo siguiente: Primera parada, ver a los monos, oh no, otra vez monos, con el miedito que me dan, vamos a por ello. Allí había una rubia, muy valiente ella, dándoles de comer y haciendo que trepen por su cuerpo para darles la comida en lo alto de su hombro. Qué valor pensé, yo sí iba a hacer eso… Minutos después escuché un grito. Dos monos mordían a la rubia, el primero en el culo y el segundo en el brazo. No se le había ocurrido otra cosa a la muchacha que coger a una de las crías que se puso a gritar inmediatamente. La mordieron por partida doble y por lo que la chica gritó, debieron apretar bastante. Primer marujeo de la mañana…

_MG_9223.JPG_MG_9248.JPG_MG_9243.JPG

Segunda parada: snorkeling. No soy muy fan del snorkel, no me preguntéis por qué, pero el que conducía el barco, que por cierto, se llamaba Yu y era lo más del peluqín, me gritó: “¡Indira, vamos!” y me dio las gafas, no me quedó otra que meterme al agua… Y mereció mucho la pena. Él echaba de comer a los peces justo dónde nadabamos, de repente tenía miles de peces de colores nadando a mi al rededor. Qué maravilla nunca había visto algo así. Vi todo tipo de peces, grandes, pequeños, rosas, verdes, amarillos, todos los que salen en la peli de la Sirenita y alguno más también. Alucinante.

_MG_9348.JPG

De camino a la última gran parada (por si hay alguna despistado que no se haya enterado, todavía hablo de la playa de la película del mismísimo Dicaprio) nos dan de comer, el precio de la comida incluido, ¿adivináis el qué? Más arroz, ¡ale alegría, más arroz!, aunque la verdad es que este en concreto estaba delicioso, era arroz frito con verduras pero de los mejores que he tomado y en un lugar idílico.

Y llegamos a Maya Bay: “El que no pague no baja”, así de claro lo dejó Yu, mi adorado conductor del barco. Más majo no podía ser. Así que pagamos, aparcó bastante lejos de la playa así que andamos con cuidado de no mojar nuestras cosas. Una vez llegas a la arena, evidentemente se encuentra llenísima de gente y miras al mar y su precioso color azul está cubierto por la cantidad de barcos que allí había. Y te decepcionas. Las cosas como son. El lugar es brutal pero tiene que ser para verlo sin gente, como le pasó a Leo. Si te adentras en la jungla, das con una especie de cueva con vistas a la isla de en frente en forma de seta. Bestial.

Aunque había mucha gente, la verdad es que es preciosa. Creo que si sois amantes de la película tenéis que ir, aunque duelan los 10 euros. Por cierto, por lo visto se puede ir a las 5:30 de la mañana para ver la playa sin gente, con lo que me gusta dormir no creo que hubiese reservado aquella excursión pero tiene que merecer mucho la pena verlo sin tanta gente.

_MG_9402

_MG_9404bb.jpg

_MG_9421

_MG_9507.JPG

_MG_9501.JPG

_MG_9498.JPG

_MG_9481.JPG

_MG_9478.JPG

_MG_9434.JPG

Captura de pantalla 2018-04-25 a las 11.42.20.png
Mapa Maya Bay

10 Comentarios

  1. Hola guapa
    Madre mía que maravilla de sitios nos enseñas! Sin duda la experiencia con los monos tuvo que ser única porque no me los imagino tan cerca y tan libres, aunque debo reconocer que me encanta!!
    Un besazo

    Le gusta a 1 persona

  2. wow, que maravilla de sitio, las playas son preciosas. Yo no he ido nunca de mochilera ni he viajado sóla, pero si alguien se anima conmigo me encantaría hacer un viaje así, menuda experiencia y menudo sitio. Que agresivos los monos jajaja.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola, que lindo viaje a mí me encanta ir a la playa, y me ha entusiasmado conocer Tailandia pero lo que no me gusta mucho son los monos nose como haría jeje y los tiburones tampoco, dejando de lado eso, todo lo que nos cuentas, la variedad de colores de los peces y el color del mar precioso, que buena experiencia, gracias por compartir.

    Le gusta a 1 persona

  4. ¡Chica qué viaje os habéis pegado! Me he quedado flipando con lo que cuentas de los monos, yo me moriría de miedo y risas las justas, vaya, ¡me dan verdadero pavor!
    Lo que sí son alucinantes son las fotografías, me quedé prendada de unas cuantas que tranquilamente las imprimiría para darle un toque veraniego a este cuarto mío en el que estoy todo el día opositando x) Algún día yo también haré un viaje así, tenlo por seguro, me has dejado con las ganas 😀 😀
    Besinos

    Le gusta a 1 persona

  5. Pobre rubia, me están doliendo los mordiscos que le dieron los monos jajaja No estoy muy informada de su cultura y me sorprende que sea común que anden libres por la playa. Y que haya que pagar por bajas, anda que se lo montan mal los barqueros, saludos!

    Me gusta

  6. ¡Hola! Me muero de ganas de viajar a Tailandia. Debe de ser una experiencia increíble. No conocía Phi Phi Island pero por lo que veo merece la pena ir a visitarla. Me ha encantado la experiencia con los monos jaja. Pobre rubia con las mordidas… Aunque hubiera tanta gente en la isla seguro que valió la pena finalmente pagar los 20€. Un beso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s