Sihanoukville: Playas y Alojamientos para mochileros

¿Cuánto cuesta ir de Siem Reap a Sihanoukville en autobús?

Antes de comprar el billete de autobús de Siem Reap a Sihanoukville, preguntamos el precio en varias agenciasEn la mayoría de ellas nos cobraban entre 23-30 dólares (19 – 25 euros). ¡Cómo podía ser que el transporte en Camboya estuviera incluso más caro que en Tailandia!

Por la calle nos cruzamos con Ainhoa, otra española y viajera en solitario que nos dijo dónde comprar el billete por sólo 13 dólares (que por cierto era en Pokambor Ave, la calle paralela a Pub Street en Siem Reap). ¡Estábamos de suerte! Sé que siempre os lo digo pero es que es MUY IMPORTANTE que preguntéis precio en varios sitios. Os sorprenderá cómo siempre podéis encontrar opciones mucho más baratas. Xavi y yo tenemos la regla de los 3 sitios: preguntamos mínimo en 3 agencias antes de decidirnos por una. Y funciona 😉 

Os pongo el precio en dólares en vez de en riel camboyano porque, como os conté en el artículo anterior “Camboya: Visado, moneda, Sim Card y el Templo Angkor Wat” ,en Camboya se puede pagar todo en dólares.

Una vez subidos en el bus, por supuesto va y me toca el único asiento que no se reclinaba. Bendita mi suerte… Once horas de música camboyana después, llegamos de noche a Sihanoukville, por supuesto, sin hostel reservado. Muy inteligentes nosotros, qué le vamos a hacer, nos gusta vivir al límite. Si es que no aprendemos…

El mejor alojamiento en Sihanoukville (cercano a la parada de autobús)

Captura de pantalla 2018-05-09 a las 19.21.01

Casualidad de la vida, Ainhoa iba en nuestro mismo bus donde también conocimos a Jerome. Los 4 nos dirigimos al hostel de Ainhoa cruzando los dedos para que hubiera disponibilidad. Se trataba de Onederz Hostel, a 7 minutos andando de Ou Chheuteal Beach. Un hostel MARAVILLOSO. Lo vimos tan bonito nada más entrar que preguntamos asustados: “¿¿Pero cuánto cuesta esto Ainhoa??”

El precio por una habitación compartida con aire acondicionado en Onederz Hostel es de 9 dólares (7,5 euros). Ibamos los 3 sin reserva… Los planetas debieron alinearse aquella noche porque sólo quedaban 3 camas disponibles… Empieza bien la cosa en Sihanoukville. 

El hostel es lo más acogedor del mundo, sólo tienen habitaciones compartidas, pero las camas son muy cómodas y limpian todos los días. Tiene su salón con televisión, su ajedrez, sus cartas, su ukelele y guitarra (por si te da el momento artista).  Los baños son los mejores en los que he estado, siempre limpios, siempre huelen bien, con su velita,  nunca le falta papel higiénico y por supuesto con agua caliente.

Lo mejor que tiene el hostel sin duda es… la piscina. Es interior  y exterior a la vez, una pasada, era como estar en un spa, un trocito de cielo en medio de un muy diferente Camboya. 

Al día siguiente Xavi y yo fuimos en busca de otro Hostel con habitación doble por los alrededores. Los alojamientos que encontramos eran o muy caros o un horror. Por lo general ninguno bajaba de los 20 dólares (17 euros). El paseo fue durete, olía bastante mal y hacía un calor del desierto. De camino vimos búfalos de agua sueltos en un campo lleno de basura. Xavi ya venía comentado días antes que quería verlos y de repente aparecieron allí en medio de la nada. (Esa flor en el culo de Xavi…). Al volver, la conclusión fue clara, ya estábamos en el hostel perfecto, no había por qué moverse.

_MG_9828

_MG_9846

_MG_9838.JPG

_MG_9825.JPG

Captura de pantalla 2018-05-08 a las 20.57.15.png
Cómo llegar a Onederz Hostel en Sihanoukville

Allí conocimos además a Marieke y Philippe, una pareja de lo más graciosa con la que pasamos momentos inolvidables. Philippe nos enseñaba trucos al ajedrez y Marieke nos enseñó un nuevo juego de cartas, aunque, sin mucho éxito… Por más que nos explicaba las reglas, no le veíamos sentido al juego. Llegó un momento que por no quedar mal, yo decía que sí, que lo entendía. Cuando Xavi preguntaba algo, yo le decía por lo bajini: “Tú di que sí y sonríe, que nos van a tener aquí toda la noche”. Lo que nos reímos aquella noche no nos lo quita nadie. Buena compañía y unas cartas, a veces no se necesita más. 😉

Otra de las razones por las que este lugar es el paraíso, es porque tienen cereales por 1 dólar, es caro porque no es mucha cantidad, pero cómo se echa de menos un buen tazón de leche con cereales… La cara de alucine de los camboyanos cuando me echaba medio tetrabrik de leche era de película. Siempre dudaban cuánto cobrarme por quitarles media botella de leche, y yo, me moría de vergüenza.

Un día le pregunté al chico de recepción si ellos no tomaban cereales. Me contestó que ellos comían siempre lo mismo tanto en el desayuno, comida y cena: arroz. ¡Wow! 

Las Playas de Sihanoukville:

La idílica playa de Otres Beach en Camboya

Empecemos con la mejor, sin duda una playa que no os podéis perder de Camboya, por bonita, por larga, pero sobre todo, por el buen ambiente que allí se respira. Es tranquila pero sin estar vacía. Puedes andar horas y cuenta con partes vírgenes dónde puedes disfrutar de la soledad si así lo deseas. El agua está calentita. Eso sí, es algo más sucia que las playas de Tailandia, pero nada exagerado. ¡Ah! Y si rebuscas bajo la arena dentro del mar, encuentras ¡¡estrellas de mar!! Unas preciosas camboyanas que conocimos mientras chapoteábamos nos lo enseñaron. ¡Gracias Yunan!

_MG_9911

_MG_9920

_MG_9939

Captura de pantalla 2018-05-10 a las 11.32.19.png

Captura de pantalla 2018-05-14 a las 7.49.30.png
Cómo llegar a Otres Beach, Camboya

Alojamientos en Otres Beach, (Sihanoukville, Camboya)

Everythang Hostel

Reservamos por internet en Everythang Hostel, en primera línea de playa , un bungalow sólo para nosotros por 9,5 dólares. El lugar es de lo más alternativo que podáis imaginar y se encontraba en plena arena de la playa. Menuda puntería. El bungalow era pequeñito pero de lo más auténtico, hecho de bambú, las camas eran cómodas, y el baño era compartido y de agua fría fardar de piel tersa en la playa. 

La primera noche en Everything Hostel fue… cómo decirlo… movidita, se oía de todo, peleas de perros, peleas de humanos y todo tipo de animales no identificados. Por no decir que se escuchaba como si alguien estuviera intentando entrar constantemente en la habitación. Muy tétrico sí. A la mañana siguiente nos levantamos y vimos que algo o alguien había hecho un agujero en la bolsa de nuestros cereales y se los había comido. Jamás supimos qué fue. 

La segunda noche fue más de lo mismo. En este caso vimos como al lado de la puerta había un buen agujero de algo o alguien que había cavado con todas sus fuerzas para entrar en la habitación. Por lo que decidimos cambiar de hostel (razón más que suficiente, ¿no os parece?). A su favor tienen dos cosas, este bonito mural y estas coloridas hamacas con vistas al mar.

_MG_9872.JPG_MG_9931

Fuimos a echar un ojo a los hostales de alrededor. El precio medio por una habitación doble de los alojamientos en Otres Beach sería de unos 15 dólares (12,6 euros).

Hostel Hong

Al final nos decidimos por Hostel Hong, un camboyano de lo más adorable nos convenció. La habitación no era nada especial, sí que lo era el precio, 10 dólares la habitación. Ofertón del día. ¡Vendido amigo! Mañana nos vemos.

_MG_9897.JPG

Captura de pantalla 2018-05-09 a las 20.22.27.png
Cómo llegar a Hong Hostel en Otres Beach, Camboya

Se nos olvidó ver el cuarto de baño. Eeeeerror… Son los peores en los que hemos estado hasta el momento. Yo tengo mis dudas de que los limpien en algún momento. No se me ocurrió sentarme ahí ni un sólo día. En fin es lo que hay si quieres ir a lo barato. Por otro lado, la cama es la más cómoda en la que hemos estado. Todas las noches que estuvimos dormimos profundamente. 

Los chicos que trabajaban en el Hostel Hong eran riquísimos (a pesar de que siempre se equivocaban en algo al traer la comida). Los problemas con el lenguaje los suplían con su sonrisa. 

Conocimos a un australiano en nuestro Hostel, nada más conocernos se puso a hablarnos de lo penoso que era Bangkok y la cantidad de asesinatos a turistas que había en una de las islas de Tailandia. De esas personas con las que da gusto hablar vaya. Redundaba positividad y alegría por los 4 costados. Aquella noche me acosté con mal cuerpo.

Aquel australiano nos invitó a una noche de quiz al día siguiente en el bar Woody. Se hacían equipos, había preguntas y el equipo ganador se llevaba bebidas gratis. Nos pareció buen plan y al día siguiente allí que fuimos. Tarde, llegamos por supuesto tarde, qué le vamos a hacer, somos españoles. No pudimos participar pero sí sentarnos a tomar algo y escuchar las preguntas del concurso. Y no nos pudimos alegrar más por nuestro retraso… Al chico que anunciaba las preguntas no le entendíamos 3 de cada 5 palabras que decía. De estos acentos ingleses cerrados que un español con nivel medio de inglés no entendería aunque se hiciese todos los “listening and speak” de manual.

Enfin, nos tomamos la cocacola más cara del mundo, aguantamos la cara de siesa de la camarera por no haber pedido de comer y nos fuimos. La noche terminó tomando una pizza deliciosa en la playa. Pizza… ohhh…Pizzaaaaaa….

La playa de Otres cuenta además con un gigantesco hinchable en el mar. Cuesta 3 dólares si vas sólo una vez o 5 dólares si quieres ir más de una vez en el día. Era el típico lugar dónde van los niños y así los padres pueden descansar de ellos un rato (3 dólares si les quieres perder de vista un rato, 5 dólares si no los quieres ver en todo el día). Como decía, el parque hinchable era para niños y también para mayores con alma de Peter Pan, es decir para Xavi y para mí. Bueno, más bien para Xavi, a mí me daba muchísima vergüenza ir, pero para eso estamos los amigos… El caso es que fuimos. Nada más subir, ¡pam! Resbalón y al suelo. Oh Oh… Xavi iba corriendo, se metió cada una… y yo parecía una abuela de 90 kilos, iba muy despacio, no vaya ser que me caiga y me rompa una uña.

_MG_9947.JPG

Ou Chheuteal Beach:

Muy cerca del hostel Onederz se encuentra esta playa en la que increíblemente puedes ver a un montón de locales, sobre todo familias, disfrutando de un día de sol. Tiene además varios sitios para tomarte algo en plena arena con vistas al mar. Es bastante larga si te gusta caminar por la orilla y tienen un montón de motos de agua para alquilar. La verdad que no tiene nada de especial. Pero si estáis en el cerca y queréis playa, ahí tenéis una 😉

ouchheuteal2

ouchheuteal3

Sokha Beach:

Más de lo mismo, una playa normalita (acostumbrados a la playas de Tailandia, nos hemos vuelto de lo más exigente en cuanto a playas se refiere). Esta era más tranquila ya que no había tanta gente, perfecta si quieres enterrar a tu amigo en la arena 😉

Captura de pantalla 2018-05-09 a las 19.53.55
Mapa: Sokha y Ou Chheuteal Beach en Camboya

sokha

sokha2

Nuestra siguiente aventura en Camboya nos llevaría a una isla rodeada por playas paradisíacas de arena blanca y agua azul turquesa. ¿Queréis saber más? Os lo cuento en el próximo post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s